En este post te vamos a explicar como realizar tú mismo un mantenimiento a tu sitio web: paso a paso…

Una vez culminado con todos los aspectos del diseño de un sitio online, es imprescindible pensar en los factores relacionados con el mantenimiento web. Seguir cumpliendo tus objetivos es la razón principal por la cual debe haber tanto empeño en este aspecto fundamental.

Por tal razón,  aprende a realizar tú mismo un mantenimiento a tu sitio web: Paso a paso, y disfruta de los beneficios que esto suministra.

Aprende-a-realizar-tu-mismo-un-mantenimiento-de-tu-sitio-webpaso-a-paso Aprende a realizar tú mismo un mantenimiento a tu sitio web: Paso a paso

¿Qué es el mantenimiento web y por qué es importante?

Hablar de mantenimiento web se refiere básicamente, a asegurarse de que todas las funciones se encuentran correctamente. Al igual que cualquier cosa en la vida, una página web requiere de revisiones, eliminación de errores, copias de seguridad y actualizaciones.

Estos cuidados también pueden abarcar:

  • Prevención: Se realizan a través de actualizaciones como parte de prevención al ataque de delincuentes cibernéticos y robo de información. Sustituir versiones antiguas y mejorar el rendimiento del sitio.
  • Correcciones: Implican tomar medidas correctivas sobre algún evento especifico.
  • Analizar y vigilar el acceso, el posicionamiento web, el rendimiento y tráfico del sitio web.

La importancia del mantenimiento web estriba en el hecho de que, poseer una página web es un proyecto a largo plazo que requiere dedicación.

Además, el mundo de la tecnología evoluciona a pasos agigantados ampliando las tareas que permite el cumplimiento de sus objetivos. Para ello, puedes hacerlo por tu propia cuenta o contratar un servicio que lo realice.

Mantenimiento a tu sitio web: Paso a paso

El correcto funcionamiento de tu sitio web depende del mantenimiento que le suministres.

Este se encuentra conformado por una serie de tareas que se pueden ejecutar semanales, quincenal o mensualmente.

Los pasos para un proceso de mantenimiento óptimo son:

Realiza copias de seguridad

Para ello, puedes solicitar este servicio al proveedor de hosting e instalar y mantener actualizados los plugins para tal fin.

En cuanto a la frecuencia, se recomienda hacerla diariamente, en casos de subir contenido con menos frecuencia, puede ser hasta quincenalmente.

Sin embargo, la copia de seguridad te puede ayudar a restaurar el sitio web ante alguna circunstancia adversa.

Actualiza todos los elementos

Actualizar un sitio web es una de las tareas más fáciles ya que solo implica algunos clics. Por tanto, al actualizar recuerda:

  • En casos de que uses WordPress, descarga la última actualización. Para ello, activa el sistema de notificaciones, de esta manera, con un solo clic sobre el anuncio empezarás a actualizar.
  • Actualización del tema: Esta se indicará en el segmento apariencia, donde aparecerá que tema está desactualizado. Recuerda, vigilar que no quede sin configuración o se pierda alguna información.
  • Actualiza los plugins: Estas actualizaciones se liberan frecuentemente y de igual manera, se pueden descargar de forma sencilla a través del sistema de notificaciones.

Ten presente que las actualizaciones pueden eliminar información antigua necesaria, por ello antes de realizarlas, haz una copia de seguridad.

Monitorea la seguridad del sitio web

Cualquier sitio web puede ser blanco de ataque, aunque no sea muy conocido.

Por ello, puedes instalar algún plugins de seguridad o pedirle a tu proveedor de hosting esta función.

Es cierto que no serás la excepción de un intento de hackeo, pero habrá mayor dificultad. 

Realiza mantenimiento de enlaces rotos 

Otros de los aspectos importantes en el mantenimiento web es conservar los enlaces.

Esto se debe a que los documentos y gráficas vinculados entre sí, pueden causar alteraciones en el contenido existente. Las consecuencias pueden ser, mezcla de imágenes e incluso enlaces rotos y el disgusto de Google.

Por ello conviene realizar mantenimiento correctivo.

Limpieza profunda

  • Eliminación de plugins: Aunque estos elementos proporcionan funcionalidad a tu sitio web, se deben eliminar a medida que se dejen de utilizar. Esto se debe a que son uno de los blancos perfectos para ser vulnerables.
  • Limpieza de la memoria cache: La memoria cache es aquella información que guarda el ordenador para acelerar la búsqueda en la siguiente ocasión. Sin embargo, con el paso del tiempo pueden causar saturación generando ciertos inconvenientes, por lo que conviene eliminarlos.
  • Eliminación de basura: Limpia todo aquello que pueda enlentecer tú web, como entradas antiguas, contenido antiguo e información que no vayas a usar.

En cada actualización puede quedar información que ya no es necesaria, recuerda eliminarla y dar un aspecto fresco a tu sitio web.

Agrega nuevo contenido

Otros de los pasos para realizar el mantenimiento de tu sitio web es agregar nuevo contenido de calidad.

Este puede ayudar a desplazar o archivar información que ya no es consultada con frecuencia, manteniendo siempre un acceso sencillo. 

Vigilar el diseño

Un aspecto importante de la programación web y mantenimiento es vigilar el diseño y adaptarlo a las nuevas tendencias. Descuidar este aspecto importante puede dar una mala imagen de la empresa o del sitio a sus usuarios, indicando falta de interés en los visitantes.

Por ello, es necesario usar diseños frescos, modernos y vanguardistas. Este mantenimiento se puede llevar a cabo por lo menos dos o tres veces al año.

Velocidad de carga

Este es uno de los pasos de mayor importancia en el mantenimiento web realizado quincenal o mensualmente.

Es cada vez más frecuente las páginas abandonadas por el tiempo que tardan en cargar la información. Para ello puedes solicitar un servicio más ágil a tu proveedor de hosting e instalar elementos que se encarguen de acelerar la velocidad. 

Otras medidas que puedes implementar son:

  • Evitar el almacenamiento de grandes cantidades de contenido e imágenes que ralenticen la página.
  • Además, limitar el número de comentarios que recibes y prever o elimina el spam.

Conclusión

En conclusión, aprender a realizar tú mismo un mantenimiento a tu sitio web: paso a paso, es posible.

Solo recuerda asesorarte y evaluar que los aspectos tomados en cuentan sean efectivos y den solución a los problemas comunes. Habrá ocasiones donde será necesario contratar algún profesional para recibir guía, o simplemente porque no cuentas con el tiempo para hacerlo. Recuerda que del mantenimiento web frecuente depende el éxito, sin duda, el esfuerzo será recompensado. 

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About David Moya

Apasionado de la Seguridad Informática, aprendiendo en todo momento y profundizando en el mundo web y en el posicionamiento en buscadores.

Share This