WordPress se caracteriza por su alto grado de flexibilidad y personalización. Con el uso de plugins y temas se puede desarrollar cualquier tipo de web añadiendo funcionalidades y adaptando su aspecto visual. Utilizar un tema hijo en WordPress permite controlar aún más ese grado de personalización de este gestor de contenidos.

En este artículo veremos qué es un tema hijo, para qué se utiliza y cómo crear un tema hijo en WordPress.

Qué es un tema hijo en WordPress

En WordPress un tema hijo es un tema distinto del principal que hereda todas las funcionalidades de este tema padre u original. En este tema hijo se pueden realizar todo tipo de modificaciones que no se perderán si se realiza una actualización del tema principal.

Para qué sirve el tema hijo o child theme

Cuando se profundiza en el desarrollo de una web con WordPress siempre se llega a un punto donde se toca algún aspecto del tema a través del código para así poder personalizar aún más algún factor concreto del aspecto visual de la web. Estas modificaciones pueden ser de muchos tipos como añadir widgets, modificar o agregar nuevos tamaños de las miniaturas y similares.

Si se actualiza el parent theme o tema principal se sobreescriben los distintos archivos que lo forman, eliminando todo el código extra que se hubiese añadido, y por lo tanto, perdiendo los cambios personalizados realizados. Con el uso de un child theme solo se sobreescribirán los archivos del tema principal conservando intactas las modificaciones realizadas en los archivos del tema hijo, conservando las modificaciones realizadas.

Las principales ventajas de utilizar un child theme son:

  • Heredar el código permite un desarrollo web más ágil.
  • Las actualizaciones del tema principal activo no afectan a los cambios realizados en el tema hijo.
  • Permite aprovechar el framework para cambiar estilos y personalizar aún más el sitio web.

Algunos aspectos a tener en consideración al trabajar con un tema hijo y que pueden convertirse en inconvenientes son:

  • Hay que crear el tema hijo de forma correcta para no afectar el aspecto visual de la web.
  • Se necesitan conocimientos de código HTML y CSS para poder modificar el tema hijo sin echar al traste la configuración del sitio.
  • Puede afectar negativamente a la velocidad de carga de la página.

Cómo crear un child theme o tema hijo

Para crear un tema hijo se puede optar por dos métodos distintos. El primero y más sencillo es recurrir a un complemento que ayude a realizar esta implementación de forma sencilla y rápida. La segunda opción es crear el tema hijo de forma manual.

Crear un tema hijo utilizando un plugin WordPress

Es posible crear un tema hijo de forma automática recurriendo a un plugin como Child Theme Configurator. Para realizarlo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Instalar y activar el plugin Child Theme Configurator.
  2. Ir a Herramientas/Child Themes, seleccionar CREATE a new Child Theme y finalmente dar al botón Analyze.
  3. Ir rellenando la información que va pidiendo el plugin como el nombre del tema hijo, el autor y la descripción.
  4. Seleccionar la casilla Copy Menus Widgets and other Customizer Settings en el caso de que ya se hubieran realizado modificaciones en el tema principal.
  5. Una vez introducida toda la información solicitada y marcado las opciones correspondientes, hay que hacer clic en el botón Create New Child Theme.
  6. Ir a Apariencias/Tema y comprobar en la vista previa del nuevo tema hijo si la web se ve correctamente. En caso afirmativo, activar el tema hijo.

Crear un child theme de forma manual

Crear el tema hijo de forma manual es un proceso un poco más complejo que requiere acceder a los archivos de WordPress del hosting a través de FTP (por ejemplo, utilizando un programa como FileZilla). Los pasos a seguir para esta creación de forma manual son:

1. Crear carpeta del tema hijo

Ir a la carpeta wp-content/themes y crear una nueva carpeta con el nombre del tema hijo.

2. Crear una nueva hoja de estilos

Dentro de la carpeta del tema hijo crear un archivo con el nombre style.css que contenga el siguiente código (cambiando la información por la que se desee):

Theme Name: Nombre del tema hijo que se desee

Theme URL: dirección de la web

Version: número de la versión del tema hijo

Description: breve descripción del tema hijo

Author: nombre del creador del tema hijo

Author URL: dirección web del creador del tema hijo

Template: nombre de la carpeta del padre

*/

/*—————– Cambios a partir de aquí ——————————-*/

3. Heredar los estilos del tema padre

Ahora habrá que crear el archivo functions.php e importar los estilos del tema padre. Para ello hay que crear ese archivo con el siguiente código:

function my_theme_enqueue_styles() {

$parent_style = ‘parent-style’;

wp_enqueue_style( $parent_style, get_template_directory_uri() . ‘/style.css’ );

wp_enqueue_style( ‘child-style’,

get_stylesheet_directory_uri() . ‘/style.css’,

array( $parent_style ),

wp_get_theme()->get(‘Version’)

);

}

add_action( ‘wp_enqueue_scripts’, ‘my_theme_enqueue_styles’ );

?>

 

4. Activar el tema

Desde Apariencias/Tema activar el nuevo tema hijo comprobando previamente con la vista previa que todo funciona correctamente.

 

Crear un child theme es una gran alternativa para poder personalizar a fondo el aspecto visual de un sitio WordPress asegurando que los cambios no desaparecerán si se realiza una actualización a una nueva versión del tema principal.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de David Moya

Apasionado de la Seguridad Informática, aprendiendo en todo momento y profundizando en el mundo web y en el posicionamiento en buscadores.

Share This