A todos nos ha pasado que al tratar de acceder a una página web nos encontremos un aviso que contiene error 403 y nos quedemos sin acceso al contenido de esa web. Se trata de un error que sucede cuando el servidor niega el permiso a la hora de acceder a un sitio web, impidiendo que cualquier usuario pueda acceder a la página.

image Error 403: a qué se debe y aprende a solucionarlo

En este artículo veremos qué es el error 403, cuáles son las causas más comunes que lo generan y cómo solucionarlo.

Qué es el error 403

El error 403 es un mensaje que se obtiene en el navegador web cuando se trata de acceder a un sitio web y el servidor no permite que se realice dicho acceso. Se trata de un error que tiene graves consecuencias para una página web o ecommerce, pues impide que los usuarios accedan al contenido, recibiendo un mensaje de error de acceso en su lugar.

El mensaje mostrado por el explorador ante un error 403 puede variar, aunque siempre recoge términos similares. Algunos de los mensajes más comunes son:

  • 403 prohibida la solicitud por reglas administrativas.
  • Http error 403.
  • 403 Prohibido.
  • Acceso denegado No tiene permiso para acceder.
  • Error HTTP 403 – Prohibido.

Cuáles son las causas de este error

El error 403 puede aparecer en WordPress en distintas situaciones, siendo las más habituales:

  • Error en los permisos de archivos y carpetas.
  • La dirección web introducida es incorrecta.
  • Error en el archivo de configuración .htaccess.
  • No se tiene acceso público a esa dirección.
  • Error en el servidor donde se aloja la página web.
  • Error en el navegador (por las cookies).
  • Incompatibilidad de algún plugin (en el caso de páginas WordPress).

Cómo solucionar el error 403

Para solucionar el error 403 se pueden realizar distintas acciones según sea la causa del mismo. Una de las primeras cosas a probar es la de cerciorarse de que hay conexión a internet desde el equipo o dispositivo de acceso, comprobar que se ha escrito la dirección de la página web de forma correcta y borrar las cookies del navegador por si no son válidas.

Cambiando los permisos

El primer paso para descubrir si los permisos en archivos o carpetas son los causantes de que se muestre el error 403 es procediendo a reasignar todos los permisos. Para ello, una buena opción es utilizar un gestor FTP (por ejemplo, el programa gratuito FileZilla) y acceder a los archivos de la página web en el hosting.

Desde la carpeta principal del sitio web hay que asignar permisos 755 solo a los directorios y permisos 644 a los archivos. Ahora ya estaremos seguros de que tanto archivos como carpetas tienen asignados de forma correcta los permisos.

Tras realizar este proceso el error debe desaparecer, estando nuevamente disponible el contenido de la página web.

Creando un nuevo archivo .htaccess

El archivo .htaccess se encarga de guardar datos de configuración en los servidores Apache, por lo que, si se modifica o daña, puede ser el causante de la aparición del error 403. Este archivo normalmente está oculto, por lo que es necesario activar la opción de mostrar archivos ocultos para poder acceder al mismo.

Entrando por FTP al hosting, hay que localizar el archivo .htaccess (se encuentra en la carpeta public_html en WordPress) y proceder a borrarlo. Si tras borrarlo se puede entrar en la página web de forma correcta, ya solo queda generar un nuevo archivo .htaccess desde el panel de control del hosting.

¿Y si el error se da por causas del hosting?

El error 403 que prohíbe el acceso a la web puede ser causado por el hosting. Por lo tanto, es importante comprobar que el mismo no se encuentre en un estado de actualización o mantenimiento temporal programado, y por eso se esté mostrando el error 403.

Algunos proveedores utilizan programas de seguridad como mod_security que pueden provocar la aparición del error 403. En las opciones del panel de control del hosting puede desactivarse este software de protección para ver si es el causante del error.

Los proveedores de alojamiento web suelen disponer de un sistema de atención al cliente con un amplio horario de atención (algunos incluso a cualquier hora y cualquier día de la semana), por lo que es recomendable consultarlos rápidamente en caso de que se muestre el error 403 a la hora de acceder a la web, y no es por ninguna de las causas anteriormente citadas en este artículo.

Cómo solucionar el error en WordPress

Es posible que la incompatibilidad de un plugin con la versión utilizada de WordPress (o con otro complemento) de error 403.

LA primera opción que se tiene que verificar es relativa a los plugins que estén instalados en ese WordPress.

Por eso es importante desactivar todos los plugins e ir activándolos de uno en uno, mientras se comprueba el acceso a la web, para poder detectar si alguno de ellos es el causante.

En caso de que un plugin sea el que provoca el error 403, la mejor opción es no utilizarlo, salvo que se encuentre una versión compatible.

Existe otro caso en el que hay que revisar los permisos de los ficheros y los directorios. Los permisos en los archivos en WordPress son 644 y en los directorios tienen que tener 755. Estos son debidos a los permisos que se tienen en cada uno de esos componentes y que son definidos para que todo funcione correctamente.

Si queremos comprobar los permisos de nuestros archivos podemos comprobarlos a través de una conexión FTP a nuestro servidor o a través del cPanel, que también tiene una opción para revisar nuestros archivos en el servidor:

Por último, se debe revisar el archivo htaccess para comprobar si este es el que puede ser el responsable del error. En caso de que sea así puedes volverlo a crear para solucionar este error 403.

Hemos visto qué es el error 403, cuáles son sus causas más probables y qué hacer si se presenta alguno en nuestra página web. A pesar de que en un primer momento parece un error grave, normalmente tiene fácil solución, y puede repararse en poco tiempo, dejando la web nuevamente operativa.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de David Moya

Apasionado de la Seguridad Informática, aprendiendo en todo momento y profundizando en el mundo web y en el posicionamiento en buscadores.

Share This